martes, 4 de diciembre de 2018

Bohemian Rhapsody

Hace poco más de un mes se estrenó el biopic de Freddie Mercury, el mítico cantante de Queen, y desde entonces está siendo todo un éxito de taquilla, tanto en España como en el resto del mundo. La verdad que no es de extrañar, ya que Queen es una de las bandas más míticas y reconocidas de la música moderna, con muchos y variados hits atemporales, que seguro has escuchado alguna vez en tu vida, seas más o menos fan de la banda. Siendo justos, la película no está mal, pero tampoco es una maravilla ni pasará a los anales de la historia del cine. Es correcta (en todos los sentidos de la palabra), ya que da pinceladas sobre ciertos aspectos más polémicos de la vida del cantante pero siendo bastante comedida. La película es entretenida y cuenta con buenas interpretaciones, sobre todo del protagonista, Rami Malek, aunque también es algo atropellada en cuanto a sucesos (sobre todo al principio donde todo ocurre muy rápido). Como no podía ser de otra forma, el fuerte de la película son las interpretaciones de las canciones, dejando como plato fuerte y colofón final la participación de la banda en el concierto benefico "Live Aid" que dieron en el estadio de Wembley en 1985. Es muy difícil quedarse con una sola cancion, asi que voy a optar por lo fácil y publicar la que da titulo a la película. "Bohemian Rhapsody" fue el primer single del cuarto disco de la banda en 1975, y se trató de una apuesta muy arriesgada tanto por su duración como por su genero, que combinaba en 6 minutos de canción una introducción a capella, una parte en forma de balada, un solo de guitarra, una parte con ritmos de opera, la parte rockera, y el final de la canción. Decisión arriesgada que se muestra en una de las escenas de la película, y que finalmente se convirtió en una de sus canciones más icónicas.